Español English Français
 
  • Inicio
  • Cuartel General Republicano en Azuara

Cuartel General Republicano en Azuara

Localización.

En Azuara, junto a la ermita románica de San Nicolás de Bari se encuentra el panel explicativo.

Marco histórico general

Atendiendo al censo oficial de 1936, la localidad de Azuara contaba con 2.933 habitantes, lo que nos da una idea de su importancia. Apenas un mes más tarde de la fecha del alzamiento, el 18 de Julio de 1936, llega al pueblo una centuria de reconocimiento de la comuna Carod-Ferrer. Ese hecho provocaría la huida de más de 200 vecinos partidarios del alzamiento. El 20 de Agosto se produciría el primero de los muchos fusilamientos que tuvieron lugar en la villa. Finalmente el 27 de Agosto la totalidad de la Columna Carod-Ferrer quedaría instalada en la zona. Son alrededor de 800 militantes de CNT Cataluña y también de la Comarca del Bajo Aragón. Su líder, Carod, es natural de Moneva, localidad situada en las proximidades de Azuara. A partir de este momento se destruirían los archivos del ayuntamiento, el Registro de la Propiedad y también los ornamentos religiosos. Cabe destacar como ejemplo llamativo la Iglesia, convertida en garaje mecánico y la ermita de San José, en granero.

Durante el mes de Septiembre la columna ocupa la localidad de Fuendetodos para fortificarse después ante las villas de Jaulín y Villanueva de Huerva en manos de los sublevados de Franco. En ese momento el frente queda estable y sin grandes operaciones militares durante los siguientes meses de la guerra. A partir del mes de octubre la Columna Carod-Ferrer pasa a integrarse en la columna Sur-Ebro al igual que otras columnas y también militares llegados desde Tarragona.

El Consejo Regional de Defensa de Aragón

También llamado Consejo de Aragón, fue un órgano de administración y de gobierno en el Aragón republicano durante los primeros meses de la contienda. Tras el alzamiento rebelde del 18 de Julio, grandes áreas de Aragón habían quedado aisladas de Zaragoza que era su centro administrativo, económico y político. Existía una necesidad de volver a organizar la economía y la vida social de estas áreas y por ello a partir del mes de Octubre de 1936 representantes y políticos locales constituyen el Consejo Regional de Defensa de Aragón con sede definitiva en Caspe. Cabe destacar durante los primeros meses de la guerra, la llegada de cientos de milicianos anarquistas y sindicalistas procedentes de Cataluña para combatir en la línea de frente establecida. Sin lugar a dudas, la presencia de estos combatientes fue clave para la ideología política del Consejo de Aragón. El presidente de este consejo sería Joaquín Ascaso que lograría tras varias reuniones en Madrid y Barcelona que el gobierno del Frente Popular reconociera legalmente su existencia y jurisdicción.

El Consejo Municipal de Azuara

Formado durante los primeros meses de 1937 dependía a su vez del Consejo de Aragón. Este Consejo se encargará de intercambios y tratos comerciales con el resto de villas de la Comarca e incluso con ciudades como Tarragona o Barcelona. Además de estas tareas, continúa la persecución de ciudadanos "de derechas" y se crea un batallón de trabajos forzosos con ellos. Muchos serían fusilados más tarde.

Cabe destacar también el hecho de que el Consejo de Azuara llegara a acuñar su propia moneda.

Bombardeos aéreos en Azuara

La localidad de Azuara se había convertido desde el primer momento de la contienda en el cuartel de cientos de milicianos y también soldados. Este hecho no pasó desapercibido al bando sublevado que comenzaría a bombardear la villa a partir del mes de Mayo de 1937. Con los primeros bombardeos aéreos, la población civil no tarda en abandonar apresuradamente la zona. En concreto 1.100 habitantes de Azuara son evacuados en caravana de carros hasta los pueblos cercanos de Aguaviva y Más de las Matas. Los pocos habitantes que quedan comienzan a trabajar para hacer habitables las cuevas que se encuentran a las afueras de la localidad, al otro lado del río Cámaras. En total, más de 35 cuevas serían habitadas llegando a albergar algunas de ellas a una treintena de personas. Se evita bajar al pueblo a toda costa, sólo a por lo imprescindible, el sustento.

En el mes de Junio se llegan a contabilizar más de 1.600 soldados de la 118 Brigada Mixta acampados entre la localidad y otras villas próximas como son Herrera de los Navarros, Fuendetodos, Moyuela, etc.

A partir del 8 de Junio los combates se recrudecen a lo largo de toda la línea de frente.

El 13 de Junio de 1937 un grupo de bombarderos franquistas formado por 18 aviones Heinkel He 46 (llamados comúnmente "pavas") sueltan su carga mortal reduciendo varios edificios a escombros y matando a un miliciano. En el improvisado fuego antiaéreo de respuesta uno de los aviones resulta alcanzado aunque consigue escapar hacia zona franquista humeando.

El 10 de Agosto el Consejo de Aragón es finalmente disuelto por las autoridades del gobierno republicano tras varios meses de tensiones políticas entre ambos.

Ese mismo verano, con el comienzo de la ofensiva sobre Zaragoza y la posterior Batalla de Belchite, Azuara se convierte en retaguardia y hospital del Ejército Republicano. Además comienzan a regresar una parte de los vecinos que habían huido a buscar cobijo en localidades cercanas.

La ofensiva de Marzo de 1938

Los bombardeos aéreos habían cesado durante el invierno que además estaba siendo terriblemente frío y lleno de penurias para los vecinos de Azuara. Franco planea romper el frente de Aragón y elige la zona como uno de los puntos de ruptura.

Con la llegada del 9 de Marzo de 1938 vuelve a aparecer la aviación franquista en los cielos soltando su mortífera carga. Esta vez se le ha unido el fuego de la artillería concentrado sobre la localidad. Tras la preparación artillera, llega el avance de la infantería de Franco que en apenas unas horas toma la localidad de Fuendetodos y rodea Azuara.

Dos días más tarde, la infantería marroquí de Franco entra al pueblo, la resistencia es mínima debido a la superioridad aplastante de los asaltantes. Únicamente varios voluntarios canadienses de la Brigada Internacional hacen fuego desde sus posiciones en las cuevas para cubrir la retirada de sus compañeros. Finalmente se rinden pero de poco les serviría ya que serían inmediatamente ejecutados junto a varios vecinos del pueblo. El tiempo concedido por estos defensores es aprovechado por sus compañeros y también por los vecinos del pueblo fieles al gobierno de la República para escapar y ponerse a salvo

En el cementerio de la localidad aún puede visitarse una placa en homenaje a estos voluntarios de la Brigada Internacional. 

Localización y Contacto

Dirección: Azuara .
Azuara (Zaragoza)
Código postal: 50140
Teléfonos:

Información adicional

Emplazamiento: �?rea rural

Comentarios (0)

Para comentar tienes que pertenecer a la comunidad. Entra en tu cuenta o regístrate.


  • Acciones:
  • Imprimir
  • Suscribirse
Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural: Europa invierte en las zonas rurales